sábado, 23 de enero de 2010

Todo sin ti!

Sé vivir sin ti. ¿Todavía no te has dado cuenta? Que no me haces falta, que no te necesito. Vete, no vuelvas a aparecer, no vuelvas a intentar quitarme la parte de vida que me corresponde, yo ya no quiero entregarte ni la mitad de la que tengo. Soy capaz de todo sin ti, de sonreír, de ser feliz, incluso de vivir una vida. Mírame, estoy bien, no vas a conseguir estropearme nada. Y si lo crees déjame decirte que:

¡Te equivocas pequeño gran GILIPOLLAS!

1 comentario:

  1. Siempre digo eso cuando me cabreo.. lo malo es que nunca es verdad.

    ResponderEliminar