martes, 29 de junio de 2010

Lo que me gusta de ti


¿Sabes que es lo que me gusta de ti?


Me gusta como tus ojos son capaces de introducirse en los míos y erizarme la piel.
Me gusta como tu piel morena se acerca a la mía, blanca como la cal, y causan ese contraste digno de admirar.
Me gusta como tus manos acarician mi cara con delicadeza, como uno a uno tus dedos se deslizan por mi cintura hasta rodearla por completo.
Me gusta tu preocupación cuando mi cara no desprende una sonrisa.
Me gusta todo aquello que parece insignificante, todo aquello que contigo se vuelve especial.
Me gusta que no todo siempre tenga que ser blanco o negro, sino que, juntos, encontremos diferentes tonos de grises.
Me gusta el olor que desprendes, acariciarte la espalda o simplemente abrazarte de vez en cuando.
Me gusta sentirme segura cuando estoy contigo y empezar a echarte de menos cuando nos despedimos.
Me gusta dar un paso adelante y retroceder dos, pero contigo.
Me gustan los enfados tontos que acaban siempre con una sonrisa.
Me gustas y tu manera de ver las cosas, de vivir la vida.

domingo, 27 de junio de 2010

Mas allá

Me gustaría que pudieras ver mas allá de lo que es capaz de ver un espejo. Me gustaría que pudieras saber lo que hay dentro de mi, saber que siento cuando me acaricias la piel, saber que siento cuando hacemos el amor.

miércoles, 16 de junio de 2010

Se armó de valor

Se armó de valor y decidió contarle al mundo el porque de su desesperación.
Necesitaba gritar a los cuatro vientos que el corazón le daba un vuelco cada vez que se imaginaba aquellas manos acariciando otra piel, cada vez que pensaba en aquellos labios besando otros ajenos.

martes, 15 de junio de 2010

Quiero

Quiero encontrarte en la puerta de mi casa al llegar, verte sentado escuchando música y que no te des cuenta de que he llegado hasta que no me encuentre frente a ti. Quiero que te levantes apresuradamente y te me quedes mirando a los ojos. Quiero que no sepas si besarme o preguntarme que tal estoy. Quiero que te decidas por juntar tus labios con los míos y fundirnos los dos en un beso. Quiero que me abraces y me hagas tocar el cielo con la punta de los dedos. Quiero que por un día nos olvidemos de todo y solamente estemos tú y yo.

lunes, 14 de junio de 2010

Las etiquetas nunca traen cosas buenas.


-No te olvides de que no estas enamorado de mí.

-No lo hago. ¿A que viene esto?

-A que a veces parece que te olvides. A veces parece que quieras compartir conmigo mañanas llenas de besos, tardes llenas de abrazos y noches llenas de pasión. Viene a que a veces me miras con esos ojos que parecen querer adentrarse en los míos y no dejarme escapar nunca. Viene sobretodo a que cuando echamos un polvo parece que me hagas el amor.

-Nena, tú y yo nunca seremos así, nunca tendremos eso.

-Pues no me hagas pensar que algún día puedas quererlo.

-¿Tú lo quieres?

-No. O si. No lo sé.

-Tienes que tener las cosas mas claras cariño.

-Deja de hacer eso, deja de hacerme sentir especial llamándome cariño cuando lo único que quieres es tenerme en una cama.

-No te equivoques, yo también tengo corazón y ese órgano siente igual que el tuyo.

-Entonces dime, ¿Qué tenemos?

-Esto “nuestro” es más especial así, sin nombre.

-Es cierto, no etiquetemos nada, pero te quiero solo para mí.

-Vaya ¿una relación sin nombre?

-Algo así…

-Hecho.

-¿Seguro?

-Te quiero suficiente como para no estar con nadie más.

-Yo te quiero suficiente como para creerte.


Ella sonrió y él la besó de esa manera que nadie mas podía hacer. Besos como esos eran los que a ella le hacían dudar de sus sentimientos. Pero sabia que las etiquetas solo traían problemas, enfados y todo aquello que podía destruir lo que ellos “tenían”.

miércoles, 9 de junio de 2010

Lo difícil atrae


No te quieres dar cuenta de que a tu alrededor hay miles de puertas abiertas en las que puedes entrar, miles de puertas, abiertas de par en par, esperando a que te decidas entre una de ellas. Te has encabezonado en una, en la única que esta cerrada bajo llave, con candados y cerrojos bien cerrados y encajados. Te gustan los retos, me he dado cuenta, pero creo que deberías afrontar que la puerta que esperas nunca va a abrirse. Tendrías que ver que las otras no están tan mal, seguro que una de ellas es la indicada para ti. Todos tenemos la nuestra.

Aunque ahora que lo pienso, yo también vivo esperando a que la puerta cerrada con llave, cerrojos y candados, que ronda cerca de mí, decida abrirse y me deje entrar para poder decir que al fin he encontrado la mía.

sábado, 5 de junio de 2010

Máximo placer

Dame el placer que solo tus manos saben darme, dame la pasión que solo tu mirada es capaz de proporcionarme. Bésame el cuello y déjame imaginar lo que puede venir después, deja que me vuelva loca con la sensación que me provocan tus labios en mi cuello, en mi pecho, en mi vientre. Luego mírame con esos ojos y sonríeme de esa manera que hace que las ganas de que seamos uno aumenten. Sedúceme con el roce de tu piel y provócame con tu dedo recorriendo cada parte de mi cuerpo. Hazme el amor hasta quedarnos extasiados por el placer. Por último bésame con ternura y acaríciame lentamente.

Ven a pasar conmigo una noche llena de placer.