sábado, 5 de junio de 2010

Máximo placer

Dame el placer que solo tus manos saben darme, dame la pasión que solo tu mirada es capaz de proporcionarme. Bésame el cuello y déjame imaginar lo que puede venir después, deja que me vuelva loca con la sensación que me provocan tus labios en mi cuello, en mi pecho, en mi vientre. Luego mírame con esos ojos y sonríeme de esa manera que hace que las ganas de que seamos uno aumenten. Sedúceme con el roce de tu piel y provócame con tu dedo recorriendo cada parte de mi cuerpo. Hazme el amor hasta quedarnos extasiados por el placer. Por último bésame con ternura y acaríciame lentamente.

Ven a pasar conmigo una noche llena de placer.

1 comentario: