lunes, 12 de julio de 2010

Ayúdale a latir

Aun no sé si está preparado para quedarse en manos de alguien. Desde la última vez que sufrió un engaño no ha vuelto a ser el mismo, ya no tiene la ilusión de ser parte de otra persona. Quizás las heridas del pasado han sido demasiado intensas para él, y tengo miedo de dejarlo en manos de alguien que en vez de conseguir que cicatrice bien lo acabe de destrozar. No se merece otra mentira. Se merece un poco de cariño y una chispa de amor. El corazón no siempre late solo, a veces necesita la ayuda de alguien que realmente quiera que siga latiendo.

viernes, 9 de julio de 2010

Perdóname

Supongo que no era lo que buscabas, que mi manera de quererte no te era suficiente. Siento si alguna vez te quise mas de lo que me pedias, si alguna vez te besé con mas pasión de la que deseabas. Perdóname si te llené de abrazos en todo momento, si te dije esos “te quiero” tan sinceros. No me tengas en cuenta la manera en la que te miraba, llena de amor y comprensión. Supongo que en realidad no querías nada de lo que yo te daba.

miércoles, 7 de julio de 2010

Me gusta

Me gusta escribir y dibujar. Me apasiona leer. Fotografiar personas, paisajes, animales, insectos y flores. Me encanta pasear por la playa de noche, descalza, y notar la arena entre mis dedos. Las sorpresas. Las llamadas inesperadas. Los mensajes de buenos días y los de buenas noches. Me gusta que me abracen y me acaricien la espalda. Que me toquen el pelo. Que me miren a los ojos y me digan un “te quiero”, pero sincero. Sentarme en lo alto de ese lugar y contemplar las vistas. Pasear agarrada de la mano o la cintura de ese alguien. Ver fotos de hace tiempo. Me gusta decir lo que siento, aunque siempre me lo calle. Abrazar sin que me lo pidan. Hacer regalos. Ver las sonrisas de los que me importan. Hacer reír. Y que me hagan reír. Nadar. Los reencuentros. Me encanta el invierno. Comer helado sea la época que sea. El helado de limón. Sentarme en el balcón y ver pasar a la gente.

Me gusta divertirme. Salir con mis amigos. Las cenas improvisadas. Las noches acompañada. El perfume de hombre. Que me besen con pasión. También con delicadeza y amor. Los besos en el cuello. Entrelazar las manos con alguien y quedarme mirándolas. Las flores amarillas. Las cajas de recuerdos. Ver amanecer. Y anochecer. Que me susurren al oído. Me encantan las cosquillas, pero no excesivas. Descubrir cosas día a día. Hablar. Escuchar. Tumbarme en la cama y mirar al techo. Los techos con estrellas de esas fluorescentes. Las bolas del mundo marrones. El carboncillo. Los cuadros. Me gusta el cine. El teatro. Los monólogos. Los cines caseros. Las palomitas. Sentarme en el sofá rodeada de los brazos de alguien. Ver a los abuelos pasear cogidos de la mano. Y a los niños reír.

Me gusta soñar despierta. Hacer realidad mis sueños. Viajar. Madagascar. Sentarme en el césped. El contraste de la piel morena con la blanca. Mirar las estrellas. El rap. Acordarme de las fechas importantes. Las miradas de complicidad. Las motos. Los dibujos de cuando mi primo era pequeño. Me encantan las cartas. Recibirlas y enviarlas. La nieve. La lluvia. Meter una cosa tan grande como una película en una cosa tan pequeña como un lápiz de memoria. Las películas Disney. Dory de Buscando a Nemo. Los peluches. Guardar cosas que parecen insignificantes. Sorprender a los míos. Las reconciliaciones. Reírme de todo. Jugar a las cartas. Los días de charlas. Me gusta recordar cosas pasadas. Reírme de mis errores. Enfrentarme a mis miedos. Jugar con mi perro. Las partidas a la play con mi hermano. Sentarme a hablar con mi madre cuando llega cansada del trabajo. Me encantan los animales. Aunque me quedo con los caballos.

Me gusta la pasta. La pizza. La comida rápida. Los granizados de limón. La coca-cola. El café. Me gusta hablar por teléfono. Mandar mensajes. Ver perdidas en mi móvil. Pasear por la noche. La ropa. Las camisetas de hombre. La guitarra. Las cámaras fotográficas. Me gusta saber que hay tantas cosas que me gustan.