lunes, 12 de julio de 2010

Ayúdale a latir

Aun no sé si está preparado para quedarse en manos de alguien. Desde la última vez que sufrió un engaño no ha vuelto a ser el mismo, ya no tiene la ilusión de ser parte de otra persona. Quizás las heridas del pasado han sido demasiado intensas para él, y tengo miedo de dejarlo en manos de alguien que en vez de conseguir que cicatrice bien lo acabe de destrozar. No se merece otra mentira. Se merece un poco de cariño y una chispa de amor. El corazón no siempre late solo, a veces necesita la ayuda de alguien que realmente quiera que siga latiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario