viernes, 27 de agosto de 2010

Me gusta echarte de menos

Mis manos te buscan y como otras tantas noches no estás aquí. Intento imaginarme que por un momento tú también deseas tenerme entre tus brazos, y así, imaginando, me quedo dormida sobre tu pecho para mi imaginario. Despierto y anhelo ese beso de buenos días, pero no estás para dármelo y empiezo la mañana recordando los besos anteriores para sentirme más cerca de ti. Cerraré los ojos e imaginaré que me abrazas, necesito uno de esos para que el día sea más llevadero sin tu presencia. Ha llegado el punto en el que ya no sé cuando fue la última vez que le prohibí a mi mente pensar en ti y en todo lo que hemos vivido. Supongo que me gusta echarte de menos en los ratos que no estamos juntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario