martes, 31 de agosto de 2010

Realidades no vividas

Echo de menos esas cosas que aun no hemos vivido. Echo de menos tu olor entre mis sabanas, tus besos de cada mañana y tus caricias al despertar. ¿Pero sabes porque lo echo de menos? Porque cada noche al cerrar mis ojos parece que todo eso sea real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario