sábado, 13 de noviembre de 2010

No era tu (vuestra) hora

No era tu hora, ni la tuya, ni la de ninguno de los que se han ido. Has sido valiente, has aguantado el dolor que recorría tu cuerpo, has luchado contra la enfermedad, contra esa enfermedad que tan en aumento ha ido estos últimos meses.

Conocerla era tu ilusión, luchabas por eso, por poder tenerla entre tus brazos aunque solo pudiera ser una vez, por conocer su cara, por verla junto a las personas que querías.

Y ahora todo se ha acabado… Si, quizás sea mejor así, pero nadie podemos hacernos a la idea.

Ahora estarás con él, algo que también deseabas. Desde aquí, os mandamos a los dos todo el cariño que os corresponde.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Conóceme

Delante de él se desnudó, se mostro tal y como era, no tenía miedo, quería que comprobara por si mismo todo lo que había en ella, que la conociera en cuerpo y alma.