domingo, 27 de febrero de 2011

Volver a ser pequeña

Tan pequeña y tan frágil. Tan sonriente y tan feliz.

Echo de menos a esa niña a la que no le importaba nada de lo que sucedía a su alrededor. Esa niña que solamente lloraba cuando tenía hambre, sueño o cuando era hora de cambiarle los pañales. Esa niña que con el tiempo ha ido creciendo y convirtiéndose en lo que es ahora, alguien con miedos, con inseguridades, atada a su vida, muchas veces incomprendida, una chica que ahora llora y se da cuenta de todo lo que pasa en su entorno, ese entorno que cuando era pequeña parecía no estar.
Ya no sonríe como lo hacia cuando su padre llegaba a casa de trabajar y le daba un achuchón de esos que a ella tanto le gustaban. Ya no se divierte con su hermano mientras juegan con las muñecas y los coches. Ya no va corriendo a su madre y le pide sin mas que le de un beso.
Ahora la niña tiene alguna que otra responsabilidad, y se ha dado cuenta de que los demás han dejado de pasar tiempo con ella y de que ella ha dejado que eso ocurriera.
No abandona nunca las cuatro paredes de su habitación y sin quererlo ha descubierto que a veces ya no puede más y necesita volver a sacar a la niña que lleva dentro, esa pequeña incontrolable que muchas veces sacaba de quicio a los demás.

Necesita la sonrisa de la persona que ve en esas fotos de hace tanto tiempo.

1 comentario:

  1. Cómo que no?? Esto es mucho mejor que lo mío :)
    Te quiero mucho!!

    ResponderEliminar