miércoles, 31 de diciembre de 2014

Adiós 2014

Se acaba el año igual que empezó, sin él, y no es que su ausencia me asuste más bien me tranquiliza.

Han pasado muchas cosas en este año, cada uno de sus 365 días han sido únicos. Unos más dolorosos y otros mucho más alegres, pero todos han tenido algo en común, él no ha estado y en cambio ella ha sido la vida en estado puro.

Y si tengo que resumir lo que este año me ha dado puedo decir que es paz, porque a pesar de que las cosas no van siempre como una espera que vayan están ellos y con eso podría pasar los años que me quedan de vida.

He aprendido que la mentira destruye familias, que por mucho que intentes no ver las cosas siempre acabas encontrandotelas de cara.

He aprendido que cuando quieres algo debes ir a por ello, que se acabó eso de tener miedo, que si cuesta conseguirlo es porque al final la recompensa será increible.

He aprendido que tomar decisiones a tiempo es lo mejor que se puede hacer, que aunque hayan cosas que duelan siempre tienes que dejarte llevar por aquello en lo que crees.

Pero si algo en este año he aprendido es que su sonrisa es lo que me ayuda a seguir y que daría la vida porque esa sonrisa y ella siempre estuvieran conmigo, porque sólo el hecho de pensar que una vez casi las pierdo me rompe el alma.

Espero que el 2015 venga cargado de todo lo que el 2014 se ha llevado, o al menos de las cosas que nos hagan sonreír.

Adiós 2014, aunque acabas mejor de lo que empezaste es un placer poder perderte de vista.

lunes, 29 de diciembre de 2014

Vosotros, lo mejor de este año

En dos días será hora de decirle adiós a este año y yo no quiero dejarlo pasar sin dar las gracias a todos los que han estado sin ni siquiera pedirlo.

Los primeros son ellos, mis abuelos, que con tantos años a cuestas aún son capaces de ver la vida de esa forma tan envidiable, tan llena de amor. Porque ellos me han demostrado que la familia es lo primero, que juntos podemos superar todo lo que nos propongamos. Ellos han sido mis segundos padres y aveces incluso los primeros. Y gracias a ellos hoy soy quien soy porque me han enseñado los valores que tengo hoy en día.

Mi madre, esa mujer débil por fuera y fuerte por dentro, con un corazón inmenso, lleno de bondad. Ella ha sido lo más importante durante toda mi vida y lo será siempre. Este año me ha enseñado la lección más valiosa en este mundo: solas también podemos. Y es que ha sacado fuerzas de donde no las había para sacar adelante todo.

Mi hermano, él es mi ejemplo a seguir, no tengo duda de que ha medida que voy creciendo quiero ser más como él, porque sus ganas y su forma de ver las cosas son capaces de conquistarte. Lleva muchos años enseñandome lo bueno y lo malo de la vida pero este año que se va ha conseguido que crezca como persona.

Y no puedo acabar esto sin darle las gracias a ellas, a las que sin pedirlo han estado a mi lado, cerca, lejos, pero conmigo.

Gracias Zaida por ser parte de mi vida, por ser la locura que me guía a dar el siguiente paso, por ser quien consigue que vea las cosas buenas de las malas. Gracias por no dejarme sola, por contar conmigo siempre y por ser quien eres. Eres y serás esa persona, mi persona.

Gracias Susii, porque aunque cada año que pasa tenemos menos tiempo la una para la otra eres quien da paz a mi vida. Gracias por ser mi apoyo constante, por ayudarme a mantener la calma y hacerme ver que todo es posible. Eres y serás esa imprescindible que empezaste a ser hace ya muchos años.

Pauu, mi pequeña, la niña de mis ojos. No se puede estar más lejos y tan cerca a la vez como lo estás tú. Porque no hace falta nada más que un "Hola" para saber si las cosas van bien o no. Nunca vas a dejar de ser otra de esas imprescindible en mi vida. Los quilometros no son barreras para nosotras.

Mis fantásticas, gracias por otro año, porque EMAV saca lo mejor de mi, pero vosotras sois las culpables de que sonría cada día. Gracias por estar en esos momentos en los que la sonrisa desaparecía porque sin vosotras muchas de ellas se habrían quedado perdidas.

Y tengo que dar las gracias a todos aquellos que han pasado por mi vida y se han ido, porque ellos también me han enseñado cosas, como por ejemplo que siempre tengo que pensar en lo que me hace feliz.

Y gracias a los que han pasado y se han quedado, porque sois muchos, y pagaría porque nunca os fuerais.

Gracias a todos por hacer de este 2014 un año más llevadero.

martes, 23 de diciembre de 2014

Mi regalo

Que bonito era cuando de pequeños nos decían que Papá Noel y los Reyes Magos nos miraban por un agujerito durante todo el año y veían si eramos buenos o malos y dependiendo de esa actitud tendriamos o no todo aquello que les habiamos pedido.

Soy de esas personas que creen en la magia y sigo pensando que ese agujerito existe y que cuando despierte el 25 de diciembre y el 6 de enero tendré todo aquello que he pedido.

Porque si de verdad han estado observandome un año entero sabrán que lo que más quiero no se compra, que ella es mi regalo cada Navidad, porque desde el día en el que casi la pierdo no pido otra cosa que no sea seguir teniendola a mi lado, porque no podría seguir si no pudiera gritar MAMÁ y escuchar un simple "¿Que?" al otro lado de la puerta.

Este año quiero que en casa todos se levanten con una sonrisa y celebrar que Papá Noel y los Reyes Magos han vuelto a conseguir que mis deseos se hagan realidad.

lunes, 15 de diciembre de 2014

Acompáñame

Al girar la vista te he visto allí, fumándote un cigarrillo, ajeno a que mis cinco sentidos están postrados en ti.

Soy una bala perdida que se olvida de hasta que día es, pero por alguna razón tus ojos han decidido ser ocupas en mi mente y no soy capaz de olvidarme de ellos ni un solo momento.

Tengo unas ganas irrefrenables de besarte y si esas ganas no desaparecen voy a dejar que mis labios se encuentren con los tuyos en cuanto te despistes, porque esos labios son mi perdición y créeme, si eso pasa no voy a dejarte escapar, porque creo que la vida a tu lado puede ser perfecta, porque cuando me hablan de perfección me vienes tú a la mente y esa manera de ser que ha conseguido volverme loca.

Oscar Wilde decía que lo menos frecuente en este mundo es vivir que la mayoría de la gente existe, eso es todo.
Y te juro que hasta hace muy poco yo sólo existía, pero desde que tú has pasado a ser alguien importante para mi, quiero vivir, pero quiero hacerlo contigo, pudiéndote coger de la mano sin miedo en cualquier lugar o besándote en todos los semáforos en rojo, sin importar lo que la gente diga, porque sólo por ver esa sonrisa ya merece la pena vivir.

Si quieres te invito a compartir conmigo esta locura, una locura que estoy dispuesta a cometer por ti, una locura que sin duda merecerá la pena si al acabar el día eres tú quien me da las buenas noches.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Las normas están para saltárselas





Voy de camino a casa y me es inevitable pensar en los obstáculos que se interponen en el camino que me llevará directamente hacia a ti, obstáculos que debería rechazar en mi vida, una vida que quiero que sea tuya, nuestra, de nadie más.

Es difícil no pensar en que pasaría si otra persona ocupase tu lugar, hace no tanto tiempo no eras tú el dueño de mi ser y es por eso mismo por lo que tengo miedo. No ha sido fácil apartar las piedras del camino pero cuando te veo creo que es aún más difícil no poder sentir tus labios cada vez que nos cruzamos.

Me gustaría no tener que pensar en nada más que no fuésemos tú y yo, pero aveces mi subconsciente me reta y gana la partida dejando que pensamientos contradictorios entren en mi cabeza.

No sé si esto está bien, si soñar contigo cada noche está permitido, pero no cambiaría por nada del mundo como me siento cuando puedo hacer todo lo que me apetece a tu lado, aunque sólo sea durmiendo.

No creo que pueda seguir ocultando que eres tú el que me hace vivir, porque cuando pensaba que no sería capaz de volver a ponerme nerviosa ante otras manos llegaste tú y pusiste mi mundo patas arriba, haciendome creer que las normas están para saltárselas y contigo quiero saltármelas todas.

martes, 18 de noviembre de 2014

Sonríeme

Que difícil es no sentirse atraída por ti y por todas esas pequeñas imperfecciones tuyas, esas mismas que te hacen especial, esas que hacen que me vuelva loca cada vez que te veo.

Y es que la vida te ha puesto en mi camino y digo yo que será por algo.

Posiblemente tus labios se cruzarán con los míos en algún momento y entonces la pasión y el deseo se volverán locos y harán el amor mientras nosotros nos besamos.

Eres capaz de mirarme y hacer que el mundo se pare y se centre en ti, en esos ojos que son paz, en esos en los que me siento como en casa.

Cuando estoy perdida tus manos son capaces de indicarme el camino exacto que me llevará a un combate cuerpo a cuerpo entre tú y yo.
Que gane el mejor.
Si soy yo prometo pedir la revancha y dejarme ganar, sólo si con tu victoria me besas el vientre de esa forma que tanto me gusta.

Quiero despertar cada mañana a tu lado y verte dormir mientras te acaricio el pelo y que cuando despiertes te acurruques en mi pecho, buscándome para jugar a ese juego que tan bien conocemos, ese en el que nuestras manos se vuelven locas y nuestros labios sienten desesperación por encontrarse con la piel del otro.

Estoy convencida de que el café será menos amargo si desayunas conmigo porque detrás de esa fechada eres la persona más dulce que conozco y puedes endulzarme la vida tan sólo con tus caricias.

Quiero susurrarte cada noche al oído que las sábanas van a sentir envidia cuando nos vean deborarnos de placer y sentirán que no hay nada más bonito en este mundo que tú y yo haciendo el amor.

Sonríeme, que con eso puedo ser feliz toda la vida.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

...

He vuelto ha sentir esa sensación en la que mi mente dice corre y mis piernas dicen quieta.

La misma sensación que cuando escuché las palabras mamá y derrame juntas, la misma que cuando escuché las ruedas de la maleta en pleno julio y no era porque alguien se fuera o volviera de vacaciones.

La he vuelto ha sentir y he tenido miedo. Ese miedo incontrolable que es capaz de hacerte llorar por las noches y sonreír por las mañanas. He tenido miedo a que esta vez no haya solución, a que todo por lo que hemos pasado no haya servido para nada.

Me gustaría pensar que todo va a salir bien, pero mi mente solo tiene sitio para pensar en correr, en escapar, en huir, en desaparecer...

martes, 28 de octubre de 2014

Me he preguntado mil veces

Me he preguntado mil veces si no serás uno de esos sueños en los que me gustaría vivir porque no te conozco y parece que lo hago de toda la vida.

Me he preguntado mil veces si es posible sentir sin saber apenas nada de ti, sin saber a que saben tus besos o como se eriza mi piel cuando tus dedos se enredan en ella.

Me he preguntado mil veces si tu olor puede quedarse impregnado en mi ropa aunque ni siquiera hayas llegado a rozarme o si ese mismo olor puede envolver mis sabanas aunque nunca hayas dormido en ellas.

Me he preguntado mil veces si tus ojos pueden verme como te ven los mios, si cuando los cierras aparezco en tu mente aunque solo sea por casualidad.

Me he preguntado mil veces si podría conocer cada uno de tus lunares y soñar con ellos como sueño contigo.

Me he preguntado mil veces si algún día la vida te pondrá en mi camino y tú levantarás la vista y me verás allí, de pie, esperándote, como hace tanto tiempo que te espero, aunque tú no lo sepas y no puedas verme.

viernes, 10 de octubre de 2014

Después de la tormenta (no) siempre llega la calma

Cuando la vida te juega tantas malas pasadas, una tras otra, solo te queda pensar que en algún momento se cansará de ti, de vosotros, pero pasa el tiempo y sigue siendo igual o más puta que antes.

Te aferras a la esperanza y a esas típicas frases hechas que nunca llevan razón, algunas como esa tan graciosa que dice que después de la tormenta siempre llega la calma. Después de la tormenta no llega la calma, lo que toca después es recoger toda la mierda que la tormenta se ha llevado por delante. Y eso siempre es desagradable, no solo se lleva cosas materiales, la tormenta se lleva a personas o a parte de ellas y eso, eso no es fácil de volver a montar.

Intentas ayudar y lo único que consigues es fracasar una vez, y otra, y otra, y otra... Y así hasta que te cansas de intentarlo y tiras la toalla. Y ahí es cuando la tormenta vuelve y todo se convierte en un bucle infernal del que eres incapaz de salir, aunque esperas que algún día la tormenta también se lleve al bucle y os deje vivir de una vez.

martes, 2 de septiembre de 2014

Tiburones necios

Nunca creyó aquello que su madre le contaba, aquello de que cuando una persona que ya no está en esta vida aparece en tus sueños es porque tiene algo importante que decirte.

No lo creía hasta que le sucedió a ella.

Llevaba unos días soñando con aquella persona que tanto bien le había hecho en vida, aquella persona que siempre estaba cuando ella necesitaba un consejo. En cada sueño intentaba decirle algo pero cuando llegaba el momento ella se despertaba y aquellas palabras se desvanecían.

Una noche, después de vueltas y vueltas en su pequeña cama consiguió dormirse y como noches atrás aquella persona apareció. Nunca podrá olvidar aquellas palabras: "No confíes en nadie, aquellos en quienes confías te delatan, aquellos que consideras amigos intentan hundirte. No seas tan buena, no dejes que los tiburones te deboren. Quienes tanto te quisieron hoy ya no lo hacen, quienes tanto dieron por ti hoy deciden que quieren destruirte. Eres fuerte, lo sabes, lo fuiste cuando me fui, así que ahora no derrames ni una lágrima por esas personas, cuando la vida lo decida tendrán sus consecuencias".

Despertó llorando, recordando una a una las palabras. Pensó en la infinidad de personas que podían haberle fallado, intentó averiguar a quien o quienes iban dirijidas aquellas acusaciones, hasta que al final lo entendió y supo a quienes se refería, no era solo una persona, TIBURONES, eso fue lo que hizo que ella supiera quienes eran.

Dejó de creer en las palabras de aquellos necios que creían que ella nunca se enteraría y aunque tuvo ganas de llorar pensando en todo aquello se prometió obedecer y no soltar ni una lágrima, ya no se la merecían.

lunes, 7 de julio de 2014

Me despierto

Me despierto y en lo primero que pienso es en tu sonrisa, esa tan fugaz e inesperada que tan pocas veces se ha cruzado en mi camino, esa que aún siendo escasa se ha quedado grabada en mi mente.

Me despierto y recuerdo tus ojos, unos ojos penetrantes que con solo cruzarse con los mios consiguieron robarme el alma.

Me despierto e imagino tu tacto, sutil y delicado, un tacto que solo mis sueños han tenido el placer de percibir.

Me despierto y mi cama esta vacía, triste, esperando que algún día ocupes un lugar en ella.

viernes, 20 de junio de 2014

Descansa, ahora puedes hacerlo

Lo has vuelto a hacer, has vuelto a ganar la partida, te ha costado pero lo has conseguido.

Ella no se lo merecía, llegaste a su vida en un momento mágico, un momento en el que era feliz.

Su trabajo era vocacional, disfrutaba enseñando, disfrutaba con cada uno de nosotros, pero llegaste tú y sus fuerzas se esfumaron.

Ha luchado, pero la dejaste débil y te has aprovechado de eso.

Allí donde estés siempre vamos a acordarnos de ti, porque esta vez el cáncer a ganado pero tu has sido una luchadora durante todo este tiempo.

Descansa, ahora puedes hacerlo.

lunes, 9 de junio de 2014

Supera tus miedos

Si el miedo te mira a la cara, enfrentare a él.
Si te dice que viene a meterse en tu vida, demuestrale que eres mas fuerte.
Cuando quiera apoderarse de ti, dale la espalda, vete.
puedes superarlo.

jueves, 20 de marzo de 2014

El cambio de tu vida

Hay momentos en la vida en los que las personas cambian, momentos que hacen que te des cuenta de quien eres y hacia donde quieres ir en realidad.

Dicen que la gente cambia sin explicación, que de un día para otro, sin motivo alguno, dejan de ser quienes eran para ser otras personas.

Yo discrepo respecto a lo de cambiar sin explicación, sin motivo, porque cuando alguien cambia es porque algo en su vida también lo ha hecho.

Ya puedes tener 20, 30 o 40 años, pero cuando te llegue el momento de cambiar lo harás. Yo lo hice, cambié un 10 de noviembre del 2012 y no cambié sin explicación, yo tenia un motivo, el más importante de mi vida.

La realidad duele, duele hasta el punto de querer desaparecer, pero un solo segundo, una sola palabra, pueden hacer que quieras quedarte un poquito mas en éste mundo, un mundo en el que las desgracias abundan y las alegrías carecen, pero un mundo en el que puedes vivir si hay alguien cogiendo tu mano.

Y cuando te das cuenta de que ese alguien va a estar a tu lado mucho mas tiempo es hora de cambiar, de ver la vida mejor, de disfrutar de aquello que tienes y olvidar las pequeñas cosas insignificantes por las que se nublaban tus días.

Cuando ves que lo que siempre has pensado que era blanco se convierte en un intenso negro te das cuenta de que quizás, y solo quizás, lo que para ti era negro puede convertirse en blanco. Y ahí, en ese momento, tú y tu mundo cambiáis.

Un cambio no es fácil, pero hay cambios que hacen que tu alma sonría y si tu alma sonríe tú deslumbrarás.

Yo me propuse hacer que ese lado oscuro que hacia tiempo ocupaba mi vida se convirtiera en pequeños rayos de luz para, de ese modo, intentar cubrir el enorme socavón negro que había aparecido.

Algo en mi cambió y no fue sin motivo, desde aquel cambio los rayos de luz entran por grandes ventanales y han conseguido que lo negro se difumine. Siempre quedará algo de él, pero la luz siempre podrá vencerlo.

Cuando te llegue el cambio aprende de el, exprímelo, porque en ese instante no solo cambiarás tú sino que tu mundo también lo hará.