miércoles, 5 de noviembre de 2014

...

He vuelto ha sentir esa sensación en la que mi mente dice corre y mis piernas dicen quieta.

La misma sensación que cuando escuché las palabras mamá y derrame juntas, la misma que cuando escuché las ruedas de la maleta en pleno julio y no era porque alguien se fuera o volviera de vacaciones.

La he vuelto ha sentir y he tenido miedo. Ese miedo incontrolable que es capaz de hacerte llorar por las noches y sonreír por las mañanas. He tenido miedo a que esta vez no haya solución, a que todo por lo que hemos pasado no haya servido para nada.

Me gustaría pensar que todo va a salir bien, pero mi mente solo tiene sitio para pensar en correr, en escapar, en huir, en desaparecer...

No hay comentarios:

Publicar un comentario