martes, 18 de noviembre de 2014

Sonríeme

Que difícil es no sentirse atraída por ti y por todas esas pequeñas imperfecciones tuyas, esas mismas que te hacen especial, esas que hacen que me vuelva loca cada vez que te veo.

Y es que la vida te ha puesto en mi camino y digo yo que será por algo.

Posiblemente tus labios se cruzarán con los míos en algún momento y entonces la pasión y el deseo se volverán locos y harán el amor mientras nosotros nos besamos.

Eres capaz de mirarme y hacer que el mundo se pare y se centre en ti, en esos ojos que son paz, en esos en los que me siento como en casa.

Cuando estoy perdida tus manos son capaces de indicarme el camino exacto que me llevará a un combate cuerpo a cuerpo entre tú y yo.
Que gane el mejor.
Si soy yo prometo pedir la revancha y dejarme ganar, sólo si con tu victoria me besas el vientre de esa forma que tanto me gusta.

Quiero despertar cada mañana a tu lado y verte dormir mientras te acaricio el pelo y que cuando despiertes te acurruques en mi pecho, buscándome para jugar a ese juego que tan bien conocemos, ese en el que nuestras manos se vuelven locas y nuestros labios sienten desesperación por encontrarse con la piel del otro.

Estoy convencida de que el café será menos amargo si desayunas conmigo porque detrás de esa fechada eres la persona más dulce que conozco y puedes endulzarme la vida tan sólo con tus caricias.

Quiero susurrarte cada noche al oído que las sábanas van a sentir envidia cuando nos vean deborarnos de placer y sentirán que no hay nada más bonito en este mundo que tú y yo haciendo el amor.

Sonríeme, que con eso puedo ser feliz toda la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario