martes, 23 de diciembre de 2014

Mi regalo

Que bonito era cuando de pequeños nos decían que Papá Noel y los Reyes Magos nos miraban por un agujerito durante todo el año y veían si eramos buenos o malos y dependiendo de esa actitud tendriamos o no todo aquello que les habiamos pedido.

Soy de esas personas que creen en la magia y sigo pensando que ese agujerito existe y que cuando despierte el 25 de diciembre y el 6 de enero tendré todo aquello que he pedido.

Porque si de verdad han estado observandome un año entero sabrán que lo que más quiero no se compra, que ella es mi regalo cada Navidad, porque desde el día en el que casi la pierdo no pido otra cosa que no sea seguir teniendola a mi lado, porque no podría seguir si no pudiera gritar MAMÁ y escuchar un simple "¿Que?" al otro lado de la puerta.

Este año quiero que en casa todos se levanten con una sonrisa y celebrar que Papá Noel y los Reyes Magos han vuelto a conseguir que mis deseos se hagan realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario