lunes, 10 de agosto de 2015

Echarte de menos no entraba en mis planes

No entraba en mis planes echarte de menos, pensé que nunca tendría que hacerlo. Daba por sentado que siempre estarías cerca de un modo u otro, pero te has ido, y lo peor de todo es que lo has hecho por voluntad propia.

Debo reconocer que duele que no estés, pero el tiempo lo cura todo y pronto esto será un bonito recuerdo.

Quiero que sepas que aunque nuestras vidas tomen rumbos distintos siempre habrá un camino que los una y que en tu mano está cogerlo, yo estaré al final esperándote.

Gracias, porque fuiste un punto de apoyo inmejorable y gracias a eso me hice más fuerte.

Tú me enseñaste que si la gente no te quiere en su vida debes aprender a decir adiós. Desgraciadamente hoy debo poner en práctica ese consejo contigo.

Sé feliz, que la vida sólo es una y debemos aprovecharla.

Por cierto, sonríe, recuerda que el mundo te lo agradecerá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario