domingo, 16 de agosto de 2015

Pasar página

Acabar capítulos o incluso terminar libros está bien, aveces es lo mejor que una persona puede hacer. Pero cuando le pones fin a algo de manera forzada es bastante más difícil decir adiós.

He pasado página muchas veces, unas me han costado más que otras pero siempre he conseguido empezar con la siguiente. También es cierto que la mayoría de veces ha sido decisión propia.

Esta vez he pasado página por obligación, pero he dejado la esquinita doblada por si algún día hay que volver y no recuerdo donde estaba.

Es increíble como aveces cuanto menos crees que dolerá es cuando más daño te hace. Ha sido una decisión difícil, pero aveces debes apartarte para que otra persona sea feliz y yo así lo he hecho.

Voy a seguir con mi libro de aventuras, dejando que las páginas se pasen una a una, pero no desdoblaré esa esquina, porque estoy segura de que algún día la vida, el destino o como bien queráis llamarlo, me hará volver allí y aunque al principio no esté segura acabaré retrocediendo, o quizás escribiendo muchas más páginas sobre aquello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario