domingo, 27 de septiembre de 2015

Que mis sueños se hagan realidad

Ha hecho falta volver a verte para entender que mis sueños no son sólo sueños.

Tengo que reconocer qué sigo negándome a mí misma que todo lo que pasa mientras duermo quiero que sea real.

Desde el momento en el que te conocí me inspiraste, fuiste esa musa qué tanta falta me hacía.

No sé cómo lo has hecho pero aquí estoy, escribiendo otra vez, escribiendo para alguien que no es él. Escribiéndote a ti con todas las consecuencias que eso pueda traer.

Estoy cansada de dar el paso así que esta vez no voy a hacerlo, supongo que tendré que conformarme con soñar cada noche contigo y resignarme, afrontar qué tú y yo nunca formaremos un nosotros.

Hay millones de cosas que nos separan pero ninguna me impediría estar contigo.

Gracias por abrirme los ojos, gracias por hacerme entender que a veces los sueños son todo aquello que te gustaría vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario