lunes, 8 de febrero de 2016

Arriesga(te) conmigo





Siempre he dicho que hay que arriesgar por lo que uno quiere,
que la vida no te pone nada fácil
y que en tus manos está ir a por ello o dejar que pase.

Yo he decidido que quiero ir a por ti,
pero que difícil me lo estas poniendo.

Creo que algo dentro de mi me está diciendo que no me rinda,
que tú eres quien merece la pena.
Y aunque aveces tus actos me hacen querer tirar la toalla,
aquí sigo, a pie de guerra,
dispuesta a intentarlo todo por ti,
a cometer las mayores locuras que alguien pueda cometer.

Date cuenta ya,
que la vida es corta y yo quiero hacerte feliz todos y cada uno de tus días,
que quiero ser quien despierte a tu lado,
quien te haga cosquillas en mitad de la tarde,
quien te de las buenas noches.

Quiero ver películas con manta y palomitas todos los fines de semana
y abrazarte mientras te quedas dormido.
Hablar hasta las tantas de todo lo que nos preocupa
o simplemente de lo que se nos pase por la cabeza.

Joder, que quiero todo contigo,
sin importarme las consecuencias que eso pueda traer.
Y te estarás preguntando como narices es posible que piense todo esto en tan poco tiempo,
pero es que no me ha hecho falta nada más que tenerte delante
para que mi corazón diera un vuelco.

Arriesga tú también e inténtalo conmigo,
que si no funciona siempre nos quedará el recuerdo de lo vivido.
Pero si funciona voy a hacerte sonreír hasta que no me queden fuerzas para seguir,
porque creo que eres de esas personas que deberían sonreír todos los días de su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario