lunes, 25 de abril de 2016

¿Sabes?

Dicen que la vida sólo es una y que tienes que elegir muy bien con quien quieres compartirla.

Creo que he ido dando tumbos hasta ahora, que no sabía que era lo que quería, que no sabía hacía donde ir...

Pero apareciste y todo cambió, todo empezó a tener sentido y empecé a caminar contigo por un camino completamente diferente a los anteriores, uno nuevo que hemos ido construyendo poco a poco.

Sé que hay cosas que no serán fáciles, que encontraremos mil obstáculos y que pensaremos que es imposible continuar, pero también sé que si me das la mano podemos saltar juntos esos obstáculos, dejarlos atrás y continuar formando esto tan bonito.

Apareciste cuando todo estaba patas arriba, cuando yo había cerrado la puerta a cualquiera que quisiera entrar pero fue ver esos ojos y volver a darle vueltas a la cabeza de si de verdad quería cerrarsela a todo el mundo o si podía dejarla un poquito entreabierta para ti.

Hoy sé que elegí la mejor opción porque conseguiste entrar y dispersar todos mis miedos.

Nunca me imaginé que alguien como tú pudiera aparecer un día como aquel, pero pasó y desde entonces no nos hemos separado y es lo más bonito que ha podido pasarme.

Has sido ese pilar que necesitaba para mantenerme en pie, para no tambalearme al dar un paso.

Gracias por no dejarme caer, sé que si algún día lo hago serás tú quien se tumbe a mi lado hasta que esté preparada para volver a levantarme.

Que fácil ha sido quererte a pesar de todo el miedo que había en mi.

Que fácil ha sido mirarte a los ojos y perderme en ellos.

Que fácil es todo cuando te tengo conmigo...

Gracias, por aparecer y permanecer, por quererme como lo haces, por abrirme los ojos, por ser mi todo va bien cuando todo va mal, por ser tú.

Nunca dejes de mirarme así.

Te quiero pequeño!

miércoles, 6 de abril de 2016

Para esos ojos azules que han cambiado mi mundo

Durante mucho tiempo he pensado que la vida no se ha portado bien conmigo y cuando me encontré en el fondo del pozo, sola, sin saber que hacer, llegaste tú y las cosas dejaron de ir tan cuesta arriba.

Has entrado en mi vida pisando fuerte, revolucionando mi mundo y haciendo que fuera feliz desde el minuto uno en el que te conocí.

Nunca había sentido la química que apareció entre tú y yo aquel día. Que han pasado personas importantes por mi vida pero nunca había sentido algo así.

Soy de las que piensan que a cada quien se le quiere de una manera diferente, ni más ni menos, sólo diferente. Pero es que contigo no soy capaz de definir la manera en la que te quiero.

La gente pensará que ahora estoy ciega, enamorada, y lo veo todo perfecto. Puede que tengan razón, pero es que te miro y te veo a ti a mi lado durante toda la vida, porque no sé qué has hecho conmigo, pero me encanta.

Haría cualquier cosa por hacerte feliz, porque créeme, cuando sonríes él mundo se paraliza.

Ya me habían avisado de que cuando llegara la persona correcta lo sabría. Que entendería que yo no vengo sola, que conmigo viene un saco lleno de problemas, pero que aún así estaría a mi lado para apoyarme. Que razón tenían...

Gracias por mirarme con esos ojos azules y acompañarme de la mano allí a donde decida ir.

Te quiero A.