lunes, 26 de septiembre de 2016

Tú❌❤

Aún no me creo que aquella noche quisieras sacarme a bailar y que yo no te mandara a paseo. Que a pesar de no confiar en nadie supe que no ibas a hacerme daño en el mismo momento en el que vi tus ojos.

No entiendo cómo no te fuiste, ni me dejaste ir, pero si te soy sincera yo tampoco habría podido irme.

Que de aquella noche recuerdo poco, pero ese poco me fue suficiente para querer volver a verte.

Y es que cuando te vi al día siguiente en la puerta de mi casa, esperándome en tu coche, supe que eso era lo que quería a partir de entonces.

No me hizo falta mucho para ver que de una manera u otra te quería en mi vida, que no iba a permitir que te fueras. Creo que de echo fue en el instante en el que tu mano se posó en mi pierna y mirándome tímidamente me dijiste que todo iría mejor, que la vida iba a empezar a portarse bien conmigo. Y que razón tenías mi amor, desde entonces soy feliz cada segundo que pasa.

Te juro que no tenía pensado que aquella noche mis labios buscarán a los tuyos de la forma que lo hicieron, pero aveces no los controlo. Justo ahí fue cuando me enamoré de tu boca. Si, me enamoré antes de ella que de ti y a día de hoy sigue volviéndome loca.

Tuve miedo, tengo que confesartelo, miedo a que todo lo que te había contado te asustara, miedo a que no quisieras volver a verme, miedo a que tú no me quisieras en tu vida.

Que rápido fue todo, cuando quise darme cuenta ya era demasiado tarde para negarme que te quería. Y es que aquella fría noche en tu coche, viendo como la lluvia se deslizaba por los cristales, hablando de cosas sin sentido, viendo como el día amanecía, fue cuando comprendí que ya me habías robado el corazón y que yo no había puesto ningún tipo de resistencia.

Aún así el miedo volvió a apoderarse de mi, no sabía cómo reaccionarias cuando a tan sólo 1 mes de conocernos te dijera que eras tú. Pero por una vez tuve el valor suficiente como para soltarte sin más: Te quiero.

Luego ya quise vivir en tu pecho para el resto de mis días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario