viernes, 18 de agosto de 2017

Mi Barcelona

He llorado por ti, por toda la gente que ha muerto y ha sido herida en tus calles.

He llorado por las familias que han tenido que coger un avión, para venir a verte, y no precisamente para disfrutar de ti, sino para reconocer algún cuerpo o cuidar de alguno de los suyos en el hospital.

He llorado por todos aquellos a los que la gente mete en el mismo saco, por todos los que, sin tener que hacerlo, se sienten culpables. Porque todos somos humanos y algunos son buenos y otros malos, eso solo está en nuestras manos.

He llorado por como las religiones nos separan y nos ponen en bandos diferentes cuando lo que deberíamos hacer es ayudarnos entre nosotros para ser más fuertes.

He llorado por la impotencia de no poder acabar con el odio, con el miedo.

Te quiero Barcelona, sé fuerte que pronto volverás a ser esa preciosa ciudad llena de sonrisas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario